¿Conviene cambiarse de AFORE cuando existen “pérdidas”?

Cambiarse de AFORE cuando tiene perdidas

Mejor dicho: ¿Conviene cambiarse de AFORE cuando hay minusvalías?

La respuesta es clara y directa: NO. Por ningún motivo deberías considerar cambiarte si tienes un mes malo e incluso un mal año en el que tu AFORE (Administradora de Fondos para el Retiro) haya tenido minusvalías.

Si cambias de AFORE en temporada de crisis o de volatilidad, lo que harás es materializar la pérdida derivada de las minusvalías de tu AFORE.

Una minusvalía se convierte en pérdida cuando te cambias de AFORE justo en el peor momento de la crisis; es decir, cuando los precios son bajos. Si en este escenario te cambias; tu AFORE actual va a vender barato para darle ese dinero a la nueva AFORE y esta lo invierta.

Para entender mejor esta situación, imagina que Juan y Andrés tienen ahorrados 1,000 dólares cada uno; Juan tiene una urgencia y decide vender sus dólares cuando hay una caída de precios y cada dólar vale 18 pesos obteniendo de esta forma 18,000 pesos. Por otra parte, Andrés vende sus dólares unos meses después y estos suben de valor; por lo que, los vende cuando están a 23 pesos, obteniendo un total de 23,000 pesos. En este escenario Juan termina perdiendo 5,000 pesos.

Como puedes ver en el ejemplo, la verdadera ganancia o pérdida ocurre en el momento en que se hace la transacción. Exactamente lo mismo pasa con la AFOREs, como son inversiones a largo plazo, un mal mes, no afecta el total y con el tiempo tiende a recuperarse, pero cuando te cambias de AFORE, materializas la perdida y por lo que ya no recuperas lo perdido. Las AFOREs invierten tu dinero en los mercados financieros, que tienen alzas y bajas; lo cual es completamente normal, a no ser que continuamente registren bajas.

Los expertos recomiendan cambiarte de AFORE, sólo en tiempos de estabilidad. Aquí es cuando existe mayor visibilidad de que tan buenas o malas han sido las inversiones que maneja tu AFORE.

El horizonte de inversión de las AFORES es de largo plazo, y este tipo de inversiones son muy sensibles a los movimientos de los mercados financieros. Su valor cambia con el tiempo, sin embargo, la tendencia en el largo plazo siempre será al alza. Regularmente en el corto plazo pueden presentar fluctuaciones que son totalmente normales.

¿Cuándo conviene cambiar de AFORE?

Realmente no existe un momento ideal para cambiarse de AFORE, depende de la situación de cada quién y condiciones económicas del país. Lo mejor es cambiarse a la AFORE cuando exista alguna con mejores rendimientos y exista estabilidad en los mercados tanto nacionales como internacionales.

Es importante considerar que las AFOREs con los rendimientos más altos; sus inversiones son más agresivas y por lo tanto son susceptibles a tener alta volatilidad. Las AFOREs que dan mayor rendimiento, son más susceptibles de tener minusvalías cuando hay crisis financieras globales.

Por ejemplo: vemos que la AFORE Inbursa tiende a tener menores rendimientos que el resto de las AFOREs en casi todas lasa SIEFOREs; sin embargo, rara vez registra minusvalías dado que los instrumentos donde invierte tienen menos riesgo que las demás AFOREs. En cambio, las que tienen mayor rendimiento como SURA continuamente registran minusvalías.

Si tu tolerancia al riesgo es baja, busca una AFORE con inversiones más conservadoras; de lo contrario si eres joven y soportas más riesgo ve con las AFOREs con inversiones más agresivas.

Recuerda…

Cuando ves que el saldo de tu AFORE bajó, significa que tu AFORE tuvo una minusvalía y no es recomendable que te cambies inmediatamente; lo ideal es tener paciencia y que te mantengas en esa misma AFORE, hasta que pase la crisis y la economía global vuelva a la normalidad.  Si una vez que te encuentras en una época de estabilidad económica, ves que tu AFORE no se recupera; es un buen momento de buscar una AFORE que tenga mejores rendimientos y cámbiate. Consulta información actualizada de tu afore en la página de la CONSAR.

Por último, no te dejes llevar por los comentarios o recomendaciones que te hacen los ejecutivos de las AFOREs; ellos siempre buscarán cambiarte o mantenerte en la AFORE a la cual representan; independientemente de que te convenga o no. Ten claro que su trabajo es mantener o atraer clientes y viven de ello. Infórmate siempre por expertos o medios neutrales.