Negocia una deuda con el banco

Negocia tú mismo una deuda con el banco

Esta guía te servirá para negociar deudas directamente con una institución bancaria tus deudas vencidas derivadas de uso de tarjetas de crédito y préstamos personales. Esto no aplica para créditos hipotecarios, créditos de autos, créditos en tiendas (Elektra, Famsa, Coppel) o prestamos prendarios.

La negociación de una deuda es el proceso por el cual las partes interesadas, en este caso tú y tu banco, resuelven el conflicto generado por la falta del pago de un préstamo o crédito, acuerdan líneas de solución buscando una cantidad a liquidar justa (quita) y con ello dar como finiquitada la deuda total.

La negociación con un banco no es un proceso fácil y le deberás de dedicar el debido tiempo. Sin embargo no es cosa de otro mundo que no puedas hacer. Ten en cuenta que si la negociación no es llevada de una forma adecuada puede resultar contraproducente. Siempre sé muy cauteloso en lo que aceptas y firmas durante el proceso de negociación. En todo momento lo que se busca con este proceso es que reduzcas tu deuda y evites cualquier procedimiento judicial por parte del banco.

Es una alternativa que nos sirve para salir de deudas sólo y exclusivamente cuando tenemos falta de liquidez.

Consideraciones

  1. Este proceso tendrá consecuencias negativas en tu historial de crédito, lo cual te impedirá que te autoricen algún crédito durante varios años.
  2. Está latente la probabilidad de que tu acreedor inicie un proceso judicial en tu contra por la falta de pago dependiendo de la cantidad que le debas. Lo procesos judiciales generalmente derivan en embargos domiciliarios. Dado que es un mecanismo costoso para recuperar una deuda, los banco no siempre optan de primera instancia por este medio.
  3. Para que pueda existir una quita, debe haber cierto tiempo de mora, es decir; que ya se tengan algunos meses en suspensión provisional de pagos.
  4. Durante el proceso de negociación te pueden ofrecer falsos descuentos, ofrecidos por agencias de cobranza externas al banco. Debes hacer caso omiso de estas ofertas en todo momento.

Cuidado con los engaños y ofrecimientos falsos

Hay varios despachos de cobranza que engañan a los deudores diciéndoles que si pagan un pequeño porcentaje de la deuda, el banco supuestamente se compromete a cancelar el saldo remanente; pero que la oferta estará vigente por 1 ó 2 días, así que debe pagar de inmediato.  Pero muchas veces, esa oferta es un invento del cobrador, para ganar su comisión y no cuenta con el respaldo del banco.

El deudor consigue el dinero para pagar y el cobrador que hizo el ofrecimiento, niega la oferta. Por lo anterior, siempre pide que te den la oferta por escrito a manera de Carta convenio y como medida adicional llama al banco para corroborar que el ofrecimiento es legítimo, realiza esta validación al menos 2 veces con personas diferentes.

Evalúa a la institución a la que debes.

Cada institución financiera se comportará de forma diferente, tienes que hacer un análisis inicial para definir tu plan de acción.

Toma en cuenta los siguientes aspectos:

Descuento promedio

Ve el descuento que puedes alcanzar con cada acreedor. Recuerda que el descuento máximo que alcanzarás dependerá de múltiples factores tales como: Perfil cómo cliente, monto adeudado y tiempo en mora. Los mejores descuentos se dan al octavo mes de haber dejado de pagar.

Nivel de riesgo de demanda

Ve que tan alto es el nivel de riesgo de una demanda y embargo en tú contra por parte de cada acreedor. Recuerda qué ése riesgo subirá en relación al incremento de tu deuda por intereses moratorios y recargos. Mientras más alto sea este nivel menos posibilidades tienes de negociar.

Riesgo de cobro a lo chino

Indica si es que existe un riesgo de cobro a lo chino. Se refiere a que la institución se cobre tomando sin tu consentimiento el adeudo o parte del mismo de alguna cuenta o inversión que tengas con ellos. Aunque no lo creas, si es posible. Si este es tu caso, retira inmediatamente lo que tengas en tus cuentas o inversiones y deposítalos en una cuenta en otro banco.

Dificultad para negociar y acoso de cobranza

Ve el nivel de dificultad para lograr negociar con cada acreedor y qué tan agresiva es la cobranza que manejan. Si recibes continuamente llamadas de cobranza, lo recomendable es que cambies de número telefónico, para que evites desgastarte en este tipo de llamadas en lo que concluyes tu proceso de negociación. Para mayor información acerca de la gestión de la cobranza lee este artículo de la CONDUSEF.

Para mayor información respecto al perfil de la institución a la que debes consulta el sitio Defensadeldeudor, allí enconarás información más detallada de este proceso.

¿Que debes de cumplir antes iniciar tu negociación?

Antes de hacer tu primer contacto con la institución a la que debes, verifica que hayas cumplido lo siguiente:

  1. Haber dado inicio a una suspensión provisional de pagos.
  2. Estar desde hace algunos meses en mora legal.
  3. No haber hecho promesas de pago al acreedor en falso.
  4. Tener los recursos económicos para poder cumplir con la negociación. Si no tienes estos recursos, puedes solicitar un préstamo para cubrir la quita, no es lo más sano, pero en estos casos no tienes otra alternativa. Si estás recibiendo un ingreso constante, puedes ahorrarlo para cubrir la quita, ahorra entre 8 y 12 meses y hazle la propuesta al banco.

Tipos de negociación

Básicamente existen 2 formas para llegar a la negociación.

Que el deudor haga un ofrecimiento

  1. El primer paso será que reúnas aproximadamente el 30% del monto adeudado al día de hoy.
  2. Una vez que tengas esta cantidad, deberás contactar a tu acreedor mediante su UNE (Unidad de atención especializada). Por normativa, el teléfono de contacto debe aparecer en tu estado de cuenta.
  3. Cuando hayas contactado a la UNE de tu acreedor deberás ofertar la cantidad con la que deseas liquidar tu adeudo (siempre ofrece menos de lo que en realidad tengas para que al final de la negociación pagues con la menor cantidad de dinero posible).
  4. Si el acreedor acepta tu oferta deberás pedir tu carta convenio en la cual se deberá señalar de forma clara todos y cada uno de los términos y condiciones de la negociación pactada. El acreedor deberá enviar esa carta convenio. Con esta carta convenio queda liberado legalmente de cualquier compromiso que hayas tenido con el banco en cuestión. La carta convenio debe de cumplir con todos los requisitos que marca la ley.

Que el acreedor o su despacho de cobranza te haga un ofrecimiento

  1. El banco te hará un ofrecimiento directamente o mediante algún despacho de cobranza.
  2. Si tienes los recursos para cubrir el monto y aceptas el ofrecimiento, debes de solicitar tu carta convenio.
  3. Si tu carta convenio cumple con todos los requisitos que marca la ley, deberás contactar a tu acreedor mediante su UNE (Unidad de atención especializada). Es muy importante que no proporciones ningún dato relacionado al monto a pagar, porcentaje del descuento, ni fecha de pago. Todos estos datos los deberá tener tu acreedor en sus bases de datos pues es el mismo el que te ofrece ese descuento.
  4. En caso de que la información del punto anterior no cuadre con tu carta convenio, quiere decir que el descuento es falso y que solo perderás tu dinero si lo depositas. Si es el caso, deberás seguir esperando hasta que te hagan un ofrecimiento real de lo contrario podrás tomar la oferta y hacer el pago.

Independientemente del tipo de negociación que lleves a cabo siempre debes de solicitar tu carta convenio. Todos los bancos y los despachos de cobranza están obligados a dar una carta convenio. Recuerda que todo ofrecimiento realizado por el banco se haga por escrito.

Finiquito de deuda

Una vez que se aceptó la propuesta indicada en la carta compromiso y se validó su autenticidad con el banco se procede a realizar el pago a la cuenta indicada por el banco.

Para hacer el pago, vasta con depositar en la cuenta indicada en la carta convenio y finalmente contactar al despacho de cobranza o banco para informar que ya se realizó el pago. Es necesario enviarles la copia de la ficha de depósito escaneada.

Cuando el banco recibe el pago debe de proceder a la emisión de la Carta finiquito. Con dicha carta se libera al deudor de cualquier compromiso de pago con la institución que la emite bajo los lineamientos indicados en la misma. Esta carta será tu comprobante con validez legal que ampara que estás libre de tu deuda y es la culminación del proceso de la negociación y pago de la quita.

También te puede interesar: ¿Cómo tramitar una Carta Convenio?

¿Cómo salir de deudas e forma permanente?

Check Also

Bancos

¿Cuál es el crédito de nómina más barato?

En su reporte de supervisión de crédito al consumo de enero del 2017 de la CONDUSEF, …

Facebook
Twitter