Consejos del hombre más rico de Asia para invertir tu sueldo

Consejos del hombre más rico de Asia para invertir tu sueldo

Li Ka-Shing cuenta con una fortuna cercana a los 35,600 millones de dólares de acuerdo a la revista Forbes. Tiene inversiones en bienes raíces, comercio y tecnología además de ser un gran filántropo.

Sus orígenes se remontan a la más absoluta pobreza, pero gracias a la perseverancia y al sacrificio en el trabajo ha logrado convertirse en el hombre más rico de Asía.

A los 88 años, a Li Ka-Shing todavía le quedan fuerzas para llevar las riendas de los gigantes más importantes de Asia: el holding Cheung Kong y la corporación Hutchison Whampoa. Su afán de superación ha regido la filosofía de su vida.

Estos consejos van orientados especialmente para aquellos jóvenes que se incorporan al ámbito laboral. Sin embargo, cualquiera los puede implementar.

El total de tu sueldo mensual lo deberás de repartir 5 fondos destinados a Subsistencia, relaciones, aprendizaje, viajes y ahorro. La distribución de tu sueldo deberá estar de acuerdo al siguiente gráfico:

Consejos del hombre más rico de Asia para invertir tu sueldo

Por ejemplo, si tu sueldo mensual es de $10,000, deberás de destinar al fondo de subsistencia $3,000 y así con cada uno de los 5 rubros.

Busca permanecer en este régimen al menos un año para que puedas ver resultados. Recuerda que conforme tu sueldo aumente podrás aumentar la cantidad de cada rubro y verte menos presionado económicamente.

Descripción de los fondos:

Fondo 1: Para subsistir

Este primer fondo debe ser utilizado para subsistir. Li Ka-Shing aconseja llevar una vida sencilla en un principio. Con este fondo cubre tus gastos de alimentación y subsistencia básica. Recuerda que es el inicio y te deberás apretar un poco el cinturón, más adelante verás los frutos de este sacrificio.

Fondo 2: Para hacer amigos

Este fondo será utilizado básicamente para socializar y hacer amigos y ampliar tu círculo de amistades, conocidos y contactos. Utilízalo para invitar a dos amigos a almorzar cada mes y llamarlos frecuentemente.

¿A quién debes frecuentar? Siempre busca a gente que sea más inteligentes que tú, que sean más ricos que tú o que te hayan ayudado en tu carrera.

Asegúrate de hacer esto cada mes, luego de un año tu círculo de amigos habrá generado valor para ti.

Fondo 3: Para aprender

Invierte en libros. Cuando compres un libro, léelo con atención y aprende todo los que te sea útil, ráyalo y márcalo para que lo puedas consultar más adelante. Comparte con tus amigos lo que aprendes.

También invierte en cursos de entrenamiento, capacitación. Cada vez que participas en cursos, no solo estás adquiriendo nuevos conocimientos, sino que estás relacionándote con personas que comparten tus ideas y que no serían tan fáciles de acceder de algún otro modo.

Fondo 4: Para viajar al extranjero

Prémiate con un viaje al extranjero una vez al año, esto te permitirá seguir creciendo en tu experiencia de vida, busca gastar en ellos lo menos posible.

En pocos años habrás recorrido una gran cantidad de países y adquirido nuevos conocimientos y sabiduría, la cual podrás utilizar para mantenerte enfocado y sentir pasión por tu trabajo.

Fondo 5: Para invertir

Ahorra en tu cuenta bancaria o fondo de inversión y haz crecer ese dinero como si fuera el capital para tu primera idea de negocio.

Invertir tu dinero en negocios pequeños es una buena opción, ya que estos son los más seguros; visita tiendas mayoristas y analiza qué puedes vender, pon una tienda en línea; si pierdes dinero no habrá pérdidas considerables. Por otra parte, si logras generar utilidades esto aumentará tu confianza y coraje para seguir emprendiendo con la experiencia necesaria para gestionar tu propio negocio.

Independientemente de lo suceda con tu trabajo, siempre tendrás fondos suficientes para subsistir en lo que encuentras nuevas fuentes de ingresos.

¿Qué hacer después de un año?

  • Si luego de año sigues ganando lo mismo, esto significa que no has crecido como persona, como profesional y mucho menos como emprendedor. Vas por mal camino y debes analizar que estás haciendo mal. Si estás ganando lo mismo, técnicamente estás ganando menos debido a la inflación.
  • Si tu salario incrementó al menos un 50% significa que vas por un buen camino, sin embargo, deberás seguir trabajando duro, esto implica conseguir un trabajo de medio tiempo, preferiblemente relacionado con las ventas. Expertos en emprendimiento aseguran que todos los emprendedores deben ser vendedores. Estos deben tener la habilidad de vender sus sueños, ideas y visiones.

Lo importante

Independientemente de cuánto dinero ganes, siempre divide tu salario en estos cinco fondos, en todo momento busca hacer de ti alguien útil, invierte en tu conocimiento y haz nuevos contactos. Cuando incrementas tu inversión social y expandes tu red de conocidos y amigos, tus ingresos crecerán proporcionalmente.

Aumenta tu inversión en aprendizaje y fortalece tu confianza; invierte más viajando y conociendo, expande tu horizonte y por supuesto invierte muchísimo más en tu futuro; al final, todo esto, incrementará sostenidamente tus ingresos.

Si logras mantener este balance en tu vida todo empezará a crecer; tus amigos, tus contactos, tu conocimiento, tus ingresos y tu riqueza.

7 consejos que deberías seguir:

  1. Cuando estés pobre, sé amable con los demás y no busques beneficios siendo un calculista. Cuando seas rico deja que otros sean buenos contigo.
  2. Cuando estés mal económicamente debes de trabajar con otros y dejar que te utilicen; cuando seas rico debes aprender a conservarte y no dejarte utilizar.
  3. Cuando estés pobre invierte tu dinero mostrándote a los demás. Cuando llegue la riqueza no te muestres, sé discreto y gasta tu dinero silenciosamente.
  4. No hay nada de malo en ser joven y no debe asustarte el hecho de poder ser pobre. Lo que sí debes saber es cómo invertir en ti y cómo incrementar tu conocimiento y status. Debes saber qué es importante en tu vida y definir en qué vale la pena invertir. Identificar que debes evadir y en qué gastar tu dinero.
  5. No comas tanto en la calle, y si lo haces, trata que sea un almuerzo o una comida paga siempre en efectivo.
  6. Cuando invites a comer a otras personas, asegúrate que tengan sueños más grandes que los tuyos y que por encima de todo, trabajen más que tú.
  7. Lo peor que puedes hacer al terminar la Universidad es empezar a comprar cosas a crédito (autos, ropa, accesorios, gadgets, etc.). Si no te alcanza para comprarlo hoy quién te garantiza que mañana podrás pagarlo. Empezar con deudas tu vida productiva es empezar con el pie izquierdo.

Fuentes:  Addicted 2SuccessLibre Mercado