10 tips para gastar menos dinero mientras imprimes

Tips para gastar menos tinta de impresora

El verdadero negocio para los fabricantes de impresoras no son el hardware, sino los consumibles ya sea cartuchos de tinta o tóner. Generalmente su precio es tan alto como el de las impresoras.

Para gastar menos dinero en consumibles existen varios trucos y utilidades que puedes aplicar y de esta manera reducir drásticamente el consumo de tinta y alargar el tiempo de recarga o compra de cartuchos.

1. Usa tipografías especiales

Ahorrar tinta impresora mediante fuentes

Algunas fuentes gastan más tinta o tóner que otras, busca siempre seleccionar la fuente que gaste menos y se adapte a tu estilo de impresiones. Impact y Cooper Black son dos tipografías que se caracterizan por presentar un aspecto robusto, por lo cual se utilizan más tinta. Otras fuentes que también gastan más que el resto son la Comic Sans y Helvetica.

Una muy buena opción es la fuente EcoFont, esta fuente no afecta la legibilidad y permite ahorrar hasta un 50%. Está diseñada para gastar menos tinta que el resto de las fuentes dado que está conformada por pequeños puntos donde no se aplica tinta. Si imprimes volúmenes altos de hojas, te conviene instalarla en tu equipo.

Gastar poca tinta en impresión

2. Usa programas para ahorrar tinta

A veces, ni configurando la impresora a conciencia se logra un ahorro significativo de tinta. Existen varios programas disponibles para Windows y Mac que te permiten reducir el consumo de tu impresora mediante varias técnicas.

Algunos programas te permiten leer una página web, dejando sólo el texto y las imágenes principales y quitando todo lo innecesario con anuncios y adornos, generando así una versión simple y legible de la página, que puedes imprimir directamente.

Otros realizan en automático ajustes en el controlador de tu impresora y tipografías de tu equipo para optimizar el consumo de tinta.

Aquí algunos de ellos:

PrintFriendly: aplicación web que convierte sitios web para que su impresión sea más barata, quitando publicidad y elementos innecesarios.

CleverPrint: reformatea los documentos antes de imprimirlos para optimizar el gasto de tinta.

GreenCloud: kit completo de herramientas para ahorrar papel y tinta.

EcoFont “perfora” agujeros en las letras que usas en tus documentos sin afectar la legibilidad del documento.

3. Recurre a alternativas digitales

Medios digitales para ahorrar tinta

Con el auge de pantallas de alta resolución, tabletas y libros de tinta electrónica, la impresión se ha vuelto cada vez menos necesaria. Gracias a los documentos en formato digital, puedes consultar y distribuir contenidos sin necesidad de imprimir.

Usa impresoras de PDF para convertir cualquier documento a formatos PDF, que puedes ver en tus dispositivos móviles, celulares, tabletas y Kindle.

Existen lectores de PDF como Foxit que permiten llenar formularios directamente en pantalla sin necesidad de imprimirlos, incluso te da la opción de firmarlos, puedes capturar tu firma desde tu celular y ocuparla cuando la requieras mediante una contraseña. De esta forma te evitas imprimirlos y escanearlos una vez llenos para enviarlos.

4. Utiliza el modo borrador o rápido

Si los documentos que tienes que imprimir son importantes, mejor no escatimar en tinta, pero si no es así, mejor imprime en modo borrador.

Coloca por defecto tu impresora en modo “borrador” o “draf”. En la mayoría de los casos esta calidad es suficiente para muchos propósitos. Si necesitas imprimir un documento con calidad superior, puedes cambiar el modo impresión en cualquier momento.

La calidad de los textos se reduce ligeramente. Con esta modalidad de impresión no solo ahorrarás tinta sino que además imprimirás más rápido.

5. Imprime en escala de grises

Puede parecer obvio, pero podemos ahorrar mucha tinta configurando por defecto todas nuestras impresiones en blanco y negro (en escala de grises).

Es habitual que al imprimir una factura o un documento de cualquier tipo, todo el texto sea negro, pero incluya algún tipo de logotipo en color u otros elementos que en realidad no necesitamos.

6. Imprime con baja resolución

Las impresoras salen de fábrica con un objetivo bien claro: imprimir en alta calidad gastando la mayor cantidad de tinta posible. Sin embargo, tienen opciones para gastar menos tinta y tóner. Los manuales suelen contar poco acerca de estas opciones, pero están ahí, esperando a que alguien las use.

A menor resolución menos tinta usarás y en varios casos imprimirás más rápido.

7. Cambia de impresora

Sí, puede parecer algo drástico, pero no es ninguna tontería. Si tienes una impresora muy antigua, es posible que ya vaya siendo hora de cambiar. Por ejemplo, si imprimes mucho texto en blanco y negro quizá te interese una impresora láser, más rápida.

Además, cada vez los fabricantes lanzar  modelos más modernos y eficientes, que no sólo gastan un poco menos, sino que además incluyen funciones que quizá te ahorren tiempo, como la impresión inalámbrica.

También tienes la opción de adaptar a tu impresora de inyección un sistema de tinta continúa por tanques. Estos sistemas son relativamente económicos puesto que te permite recargar los tanques con tinta que adquieres en botellas. Este sistema economiza realmente tu forma de imprimir.

8. Exprime tus cartuchos

Ahorrar tinta de impresora

Saca el máximo provecho de tus consumibles. Recuerda que si la impresora te informa que el cartucho o tóner está vacío y que hay que sustituirlo, existe una posibilidad de 10 al 30% de que aún se pueda imprimir. Es recomendable cambiar tus cartuchos hasta que tu impresora ya no imprima, de esta manera los aprovechas completamente.

9. Reutiliza consumibles

Existen centros de reciclaje donde llevas tus cartuchos y los recargan de tinta o tóner a un precio mucho menor de lo que te costaría comprar un cartucho nuevo. De esta manera cuidas tu bolsillo y el medio ambiente.

El personal de estos establecimientos te puede orientar si el cartucho de tu impresora es candidato a reciclarse. Algunos fabricantes no permiten la recarga.

10. Apaga correctamente la impresora

Ahorrar tinta apagando impresora

Apaga la impresora por el botón de encendido/apagado. Aunque esto parece muy obvio, muchas personas apagan los equipos directamente por el regulador de voltaje o simplemente desconectan el equipo de la red ecléctica. El problema es que si lo haces de esta manera en algunos equipos al encender de nuevo la impresora hace un ciclo de alineación y limpieza de los cabezales, ambos procesos consumen tinta innecesariamente.

El consejo más importante: Piensa 2 veces antes de imprimir algo.

Comparte esto con la gente que imprime mucho.